Fin de semana de Ryder

Hoy,  lunes de ojeras marcadas. Y la verdad ha merecido la pena hacerse uno con el sofá durante todo el fin de semana y disfrutar del espectáculo de la Ryder Cup de golf.

Qué manera de jugar al golf. Qué bestias pardas! Una gozada. A quienes nos gusta este deporte hemos disfrutado como enanos. Donald , Poulter, Sergio… pero también Bubba Watson, Tiger etc… Todo un espectáculo.

Pero más allá del tema deportivo, señalar lo orgulloso que se siente uno al ver a ingleses, belgas, italianos, españoles, alemanes (con patrón vasco en esta ocasión) bajo una misma bandera, con los mismos objetivos. Creo que es el único equipo europeo de cualquier disciplina. Verles ahí abrazados en la alegría de la victoria o en el consuelo de los golpes  fallados…

Para luego poner el telediario aquí y el uno quiere tener nacionalidad sin estado, otro estado sin nacionalidad, el otro quiere ser federalista, otro la independencia del estado pero en el seno de Europa, el otro más competencias que el vecino…

Está claro, Europa nunca la harán los políticos.

Olazabal for president. #goeurope #sevesunday

Puerto Madero en Pasaia

Siempre he tratado de imaginar cómo sería la bahia de Pasajes antes de la industrialización. Tuvo que ser un lugar paradisíaco. Imaginen un estrecho pasaje (de ahí el topónimo) desde el mar para llegar a una pequeña bahía. Bien protegida de vientos y mareas… Con una bella playa en la parte de Lezo. Tuvo que ser precioso.

Alguna vez he comentado en este blog mi postura contraria a la construcción del puerto exterior. Bilbao está a 100 kms. Una empresa de Eibar llega más rápido a Bilbao que a Pasajes. ¿Para qué competir en ese campo? ¿Para qué cargarnos Jaizkibel? Hagamos otra cosa.

Hace unos años visité Argentina (la Argentina, dirían ellos). Buenos Aires me encantó. Hay una zona, la llamada Puerto Madero.
Puerto Madero se comenzó a construir en 1882, para paliar el problema que tenían los grandes buques para atracar en la ciudad de BsAs a causa de la poca profundidad del Rio de la Plata. Ya en el s. XX fue una zona abandonada y en franca decadencia en la ciudad. En el año 1989 comienza la regeneración de la zona, con privatizaciones etc. dando lugar a que los docks o almacenes se convirtieran en moderno comercio, grandes restaurante, zonas de puerto deportivo etc.

Eso es lo que yo haría en Pasajes. Un super-puerto, sí, pero un super-puerto deportivo. Con nuestros estrellados cocineros salpicando de restaurantes las orillas de una regenerada y limpia bahía, con un comercio de calidad para un turista de calidad, que es el que acude a estas infraestructuras. El super-puerto deportivo de Donostia, capital turística de Euskadi (bueno, vale, a veces no lo parece). El puerto deportivo más importante del golfo de Vizcaya. Eso haría yo.

¿Y la chatarra? Sinceramente, yo prefiero que se la lleven a Bilbao.

Donostia2016 pasa el primer corte

Donostia ha sido seleccionada para pasar a la fase final de la elección de la Capital Europea de la Cultura 2016, junto a las ciudades de Burgos, Córdoba, Las Palmas de Gran Canaria, Segovia y Zaragoza.

Felicidades a todos! Zorionak!

Me sigue gustando mucho el proyecto presentado y creo que el enfoque es inmejorable. En este caso, el ayuntamiento creo que ha estado a la altura de las circunstancias.

Pero las grandes movidas culturales nunca se han hecho desde instituciones. Es la hora de los ciudadanos. Es hora de involucrarnos, de organizarnos, de crear, de cuestionar, de transformar…  ¿Estaremos los donostiarras a la altura?

Donostia nos toma por imbéciles

Hace un par de domingos me dispuse a dar un paseo por San Sebastián. Acompañado de mi mujer, nos preparamos para hacer uno de los circuitos urbanos que tenemos trazados. El de este domingo incluía la maravillosa vuelta al Paseo Nuevo.

Pero, ¡ah! sorpresa que, al llegar a la altura de la Sociedad Fotográfica nos encontramos con unas vallas, unos seguratas y una caseta.
¿Qué ocurre? Preguntamos inocentes.
Son 3,80 € Nos responden indolentes.
¿Por pasar por el Paseo Nuevo?
Por las regatas.
-!Ah!, disculpe señorita, pero nosotros no estamos interesados en las regatas, sólo vamos a pasar por el paseo, rumbo al puerto. Es más, prometemos no mirar a las traineras.
– Hay que pagar.

Dos domingos más tarde, a las 10 de la mañana, me disponía a cruzar la concha en mi ciclomotor, llevando a mi hija mayor de acompañante cuando un poco más adelante de la Perla, a la altura del desvío hacia Miraconcha, me encuentro otra vez las hermosas vallas cerrando el paso de la carretera y dos policias municipales.

¿Qué ocurre?
– Circule. Hacia Miraconcha.
– Perdone, pero yo me dirijo al Antiguo, no voy a Miraconcha.
– No se puede pasar.
– ¿Por algún motivo confesable?
– Están haciendo fotos para el Festival de Cine.
– ¡No me lo puedo creer! ¿Me lo está diciendo en serio?
– ¡Circule!

Sr. Odón Elorza, me parece estupendo que exprimamos la ciudad al máximo para llenarla de vida, de actividad, de cultura… de lo que quiera, pero no a costa de los derechos de los ciudadanos. Organicen Vds. lo que quieran, pero permitan que los ciudadanos hagamos nuestra vida normal, que podamos circular con normalidad y no que estemos a expensas de la tonteria (o no) que se les ha ocurrido organizar ese dia. Dirán que son excepciones pero es que son ya tantas excepciones…

ROMPEOLAS, el fin del ñoñostiarrismo?

Ya está aquí. Del 23 al 25 de abril el ROMPEOLAS toma Donostia.

Tengo que confesar que, desde el principio, el proyecto me cautiva. Creo que rompe muchos tópicos, usos y costumbres del ñoñostiarrismo mas apolillado.

Para empezar, invita a los donostiarras a salir a la calle a HACER cosas, y no a VER las de siempre. Por fin! No te dice lo que DEBES HACER, simplemente SAL y HAZLO! Te permite reinterpretar los espacios públicos para darle usos artísticos y culturales, sin que por ello acabes en la comisaría de la guardia municipal, en fin, ya era hora de empezar a cuestionarnos muchas cosas…

La historia de la capitalidad creo que puede ser un elemento de unión e ilusión colectiva. Lejos de la política y otros temas que sólo sirven para la confrontación y la confusión, Donostia2016 creo que es el objetivo colectivo que necesita esta ciudad. Como el tema va para largo, seguiremos hablando de estas cosas en este blog.rompeolas_subir

Por supuesto que Musikalis estará en ROMPEOLAS. Realizaremos dos actuaciones. Una será sorpresa total, realizaremos un pequeño concierto sinfónico coral, junto a la Orquesta del Conservatorio de Donostia en un lugar inesperado de la ciudad. Simplemente llegaremos a un lugar de la ciudad, solistas, orquesta y coro e interpretaremos una misa de J. Haydn. El objetivo será grabar las reacciones de los viandantes. Se realizará un vídeo que ya mostraremos.

La otra actuación será el sábado 24, entre 5 y 5:30 hs, en las cercanías de la Plaza Gipuzkoa.

Por cierto, salimos en el video promocional, hacia el segundo 0:14.

Sal y sorpréndete!

Cabestany y la yegua libidinosa

El pasado jueves comía yo en casa de mi madre  unas riquísimas vainas. Mi madre que ya había comido, me acompañaba leyendo el diario.

Mira, Peio Ruiz Cabestany va a hacer el Camino de Santiago y luego publicará las fotos en su web.

Leyó mi madre. Ella sabe que a mí me gusta mucho el tema del camino, que lo he hecho varias veces y que, también he publicado las fotos en alguna de las muchas webs en las que enredo.

Pues vaya noticia! continuó ella, un poco desconcertada…  Oupsss!! saltando a la noticia de al ladoMira lo que dice aquí: “Sorprendido manteniendo relaciones sexuales con un caballo” Amatxo maitia!!!

Unos segundos de silencio evidenciaban el esfuerzo mental por imaginar la mecánica del planteamiento. Mejor no pensar.

¡En fin! ¡Cualquier cosa, chico! Concluyó, mientras cerraba el periódico y lo dejaba en la mesa para dirigirse al fregadero y limpiar los últimos cacharros de la comida.

Yo, ocupado como estaba en hacer justicia a aquellas vainas, no hice comentario alguno, pero no pude dejar de pensar en el diferente rasero que los medios aplican para hacer de un hecho algo noticiable o no. A Cabestany le basta con irse todo noviembre de peregrinaje (esto lo digo con mucha envidia)  para que todos lo sepamos.  Otros tienen que hacer cosas rarísimas para ocupar un espacio en las noticias diarias. Ventajas  del famoseo.

Mi única duda,  ¿hasta que punto se ha respetado el derecho a la intimidad del caballo? ¿o sería yegua?

Mejor no pensar.

Festivales de mirones

Me van a perdonar mis convecinos, pero yo, a esto del festival de cine no le veo la gracia por ningún lado. Nunca se la he visto.

IA_20_09_Zinemaldia_20.jpg

Por lo que tengo entendido, las películas que se presentan no es que sean nada del otro jueves. En algún caso, incluso, se presentan en el festival al mismo tiempo que se están estrenando en todas partes. (Osea que te da igual verlo en el Kursaal que en un raído cine de pueblo). Sí, ya sé, siempre nos quedan los interesantes ciclos de cine afgano y estas cosas…

¿Dónde está entonces la gracia del tema? Ah!, es que vienen “famosos”. Y aquí entramos en el capítulo de la mitomanía.

Sinceramente, puedo entender que un grupo de quinceañeras (bueno bastantes veinte y treinta-añeras también) se vuelvan locas con la llegada de Brad Pitt, pero no que la ciudad entera lo haga. O que la tontería llegue tan lejos como que la gente se pone histérica con la aparición de cualquier secundario de cualquier teleserie barata.

El espectáculo de la gente a la entrada del Kursaal es una pasada. La tontería y el famoseillo de las inmediaciones del Maria Cristina, infumable. A mi me da un poco de pena. Pero es una actitud que se encuadra muy bien en Donostia. Somos, lo queramos o no, unos mirones y unos mitómanos. autografo2

¡Ay! El colmo es un grupo de gente en Donostia que está promoviendo la candidatura de Bruce Springsteen para el tambor de oro. ¿Con qué meritos, se preguntarán Vds.? Hasta donde yo sé, haber venido varias veces y haber declarado que estaba muy a gusto en el Maria Cristina y cenando en Arzak.

Nos ha jodido! El tambor de oro no, que le den el Nobel, por listo!

Tensiones, confusiones y otros “compis”

¿Es cosa mía, o el ambiente se está cargando un poco?

Creo que se empieza a notar que el final de “Oh happy day” se acerca, y los ánimos de coralistas y seguidores se están calentando. Todo el mundo ve a su grupo como ganador indiscutible, y critica con todo el desdén posible al contrario. En los pasillos de Miramón hay algunas miradas…

soldados

Que haya salsa, comentarios y puyas… etc. pues a mí me parece genial. Yo fui el primero en hablar de otros grupos, y lo hice sin ánimo de ofender, pero sí para ambientar el concurso. Pero creo que hay quien se está tomando las cosas un poco por lo visceral.

A mí, por ejemplo, me está dando miedo entrar en el grupo de OHD en Facebook, pues leo cosas bastante exaltadas (algunas que provienen de los seguidores de Donostia, también). Y no sé, me parece que se pasan un poco. Espero que sepamos reconducir con deportividad estas emociones en las jornadas que nos esperan.

enfadoHablando de tensiones, lo último ha sido ver al jurado discutir públicamente entre ellos. Mmmm… no sé, no sé. Quedará muy bien televisivamente (imagino será por eso), pero de cara a nosotros (los participantes) no es muy serio. Y eso de que un jurado se declare partidario y abanderado de un grupo y otro del otro… Pues será que la tele es así, y hay que entenderlo, pero a mí, sinceramente no me hace mucha gracia. No sé, ese tema me tiene un poco confuso, la verdad.

Otro fenómeno que me está resultando curioso; es el de los coros “compis”. Jajaja. Mi coro es “super-compi” del coro de nosédónde. Normalmente, además, se es super-compi de un coro frente a otro, claro. Es decir, algo así como alianzas frente a un tercero, porque todo se plantea en pequeños dualismos: estabas con Oñate o con Rentería, bizkaia-gipuzkoa, Bermeo-Donostia, voces mixtas-voces iguales, Iñigo-Unai

Será normal, y será la tele, pero se me hace curioso.

Los de Donostia van de sobrados

Es lo último que se comenta. Cuarta nominación y se van de rositas sin ninguna… son unos enchufados del jurado …van de guays…  no les dicen nada…  cuando les dicen algo, van de que les resbala… etc, etc.

grupo_500

Pues no.

Primero de todo, no nos resbala nada. Igual que el resto de grupos,  bebemos de las palabras del jurado e intentamos descifrar los mensajes que nos lanzan. Nos preocupa lo que dicen, cómo lo dicen, quién lo dice… pero no solo eso, nos preocupa lo que dicen a Trapaga, a Bermeo, a Rentería… Otra cosa es la cara con la que recibimos las críticas . Las cámaras son muy puñeteras y recibir una crítica con mala cara hace un horrible efecto, que en nada te beneficia. Todo lo contrario. Modificando una conocida frase, diría que somos dueños de nuestras sonrisas, pero esclavos de nuestros malos gestos.  Y la tele no perdona.

Creo que estamos viviendo el concurso (al menos) con la misma intensidad que todos los grupos. A tope. Nos va la piel en ello. Poniendo al servicio de las galas todo lo que somos capaces de aportar. Nadie lo dude. Lo cual no quiere decir que siempre hagamos cosas bien. Hay cosas que no nos salen bien, o tan bien como quisieramos. Es evidente. Pero que nadie piense que estamos confiados, ni relajados ni nada por el estilo. Eso es falso. Si algo no nos sale, es porque no hemos sabido hacerlo, no porque no hayamos puesto todo en el intento.

Tenemos un gran respeto por nuestros rivales. A mí me parecen unos grandísimos coros. Todos. Incluidos los que no están con nosotros. De los que quedan ahora mismo, cualquiera podría ser ganador. He oído grandes interpretaciones en todos ellos, y desde el principio  he felicitado con toda sinceridad a los coros vencedores en cada gala, uno por uno. Me parece de justicia. Aunque no todo el mundo ha sido tan deportivo… para nada.

No me veo ganador. Quiero ganar. Y voy a hacer todo lo posible por ganar. Pero si nos echan a la próxima ocasión (cosa que puede ocurrir perfectísimamente), los ñoñostiarras, todos, felicitaremos a los finalistas y al coro ganador. Seguiremos pensando que ha sido un lujo participar en OHD, que nos lo hemos pasado de primera y nos iremos.

Eso sí, con una sonrisa.

Poker descubierto

Tal y como yo lo veo, y si hablamos de estrategia, con la cuarta nominación termina  la primera fase de OHD, es decir, la fase de nominación-expulsión.

Desde que conocí la mecánica del concurso tuve claro cuales eran los días importantes de esta primera fase: los cuatro días de nominación. Lo demás eran días para no desgastarse demasiado, para sacar “esas” canciones que uno se quiere quitar rápido y poco más… En nuestro caso creo que ha sido muy claro que hemos optado por esta estrategia.

poker_subir

Me parece muy bien que el jurado se queje de que los grupos hemos aprovechado para llevar canciones peores cuando no estabamos nominados. Están en su papel. Y que sean muy exigentes si la canción presentada no da la talla. Y que te saquen los colores si es necesario… etc, etc. Pero el planteamiento del concurso (que no hemos hecho nosotros) te permite seguir esta estrategia. Es más, un coro no nominado se ha ganado el derecho a ir más tranquilo la siguiente gala. Y si no,  con  haber puesto  todos los días nominaciones … (uff! qué estrés, jajaja)

Al final de la gala 7 el jurado dice que va a tener en cuenta la gala precedente al evaluar la gala presente. Lo que es tanto como decir “ya me he dado cuenta lo que hacéis, pero se os va a acabar” y entonces cambia las normas en mitad del partido. Ya puedes llevar el tema que lleves que te van a recordar lo que hiciste la gala pasada. Mmm…,  esto no me convence mucho…

Pero todo esto pronto será  historia. Entramos en la segunda y definitiva fase. Poker descubierto, señores. Aquí ya no caben faroles, ni estrategias, ni galas precedentes ni nada de nada.

Cada gala ya es una final.

poker_player_subir

Pd.: Hay algunos comentarios que llegan a este blog que no permito que se publiquen, porque van mucho más allá de una sana competitividad,  de la salsa y emoción que queremos darle a esta fiesta de los coros,  que es OHD. Quienes pierden el tiempo con comentarios ofensivos deben saber que todos los que participamos en OHD, sean del grupo que sean, el jurado y el personal del  programa nos tenemos un gran respeto y  amistad, y que más allá del concurso compartimos los mismos valores de amor por la música. Es un juego entre amigos, no nos confundamos.

Un chuletón, Sra. Consejera!

Entre el habitual spam que inunda mi correo, recibo un manifiesto redactado por mano anónima y (supuestamente) secundado por músicos vascos. Dado que conozco a la fuente que me lo envía, procedo a leer.

En el manifiesto en cuestión, se informa de la concesión a un artista vasco (cuyo nombre omito pues no viene al caso) de una subvención de 702.000 € para “Desarrollar la interculturalidad, renovando y dando a conocer la música vasca en el exterior”.

A uno, rápidamente se le dilata la vena, se rasga las vestiduras, clama al cielo, y mil cosas más, todas ellas lógicas y justificables. Pero a los diez minutos, y con la respiración ya normalizada uno se plante las siguientes cuestiones.

Está claro que es dificil establecer unos criterios que valoren a los artistas con verdadera justicia. Es dificil repartir una subvención, lo sabemos. Pero el hedor a afección política en este país (cada uno el que guste) es demasiado grande.

Uno comienza a pensar si no era mejor que nos dejaran como estábamos, porque que no te den subvención hace daño, pero que el vecino se forre a costa de tus impuestos humilla.

Puestos a subvencionar, no acabo de entender por qué el sector cultural debe ser más subvencionable que… digamos… la distribución cárnica.

Yo, si quieren mi opinión, prefiero que me subvencionen el precio de un chuletón de buey antes de que nadie desarrolle la interculturalidad, renueve nuestra música o la de a conocer en ningún sitio, en mi nombre y con el dinero de todos. Ya nos ocuparemos cada uno de hacerlo.

Los coros en una fría sacristía

Hay algo en el tema de los coros que no funciona.

Tengo la impresión de que nos empeñamos en mantener modelos de actividad que ya no tienen sentido.

 

Concierto típico:

Iglesia, sábado por la tarde. Normalmente tras la misa del pueblo. Coro que ofrece un programa de primera parte polifonía: motetes, corales, algo del renacimiento etc y una seguna parte de folklore (vasco y universal, se suele decir). Público: En número, menos que los intérpretes. En condición, la mayoría familiares de los intérpretes (es la tercera vez que oyen el mismo programa).

Esta es la radiografía de la inmensa mayoría de los conciertos que se ofrecen, al menos en lo que conozco en la zona del País Vasco. Creo que estamos saturados de escuchar el mismo tipo de concierto, con coros muy parecidos, interpretando generalmente las mismas obras, los mismos autores (¿Alguién ha escuchado algún concierto en el que no se cante algo de Busto?) y en muchas ocasiones compartiendo cantantes (hay ya todo un catálogo de cantantes multiempleados).

Y cada vez menos público en los conciertos.

Continue reading “Los coros en una fría sacristía”