Paseo a Bilbo

Ciertamente, no puedo estar tres días en casa sin nada que hacer. Por ello me cojo la mochila y me pongo a andar por esos caminos. En esta ocasión, paseo hasta Bilbao siguiendo la ruta de la costa del Camino de Santiago.

Es un tramo muy chulo, tanto la parte de la costa Irún-Deba como la parte más rural del interior que hay posteriormente. Terreno rompe-piernas de contínuas subidas y bajadas, pero preciosos paisajes.

Saliendo de casa, comenzaré a caminar en Zarautz. De Donostia a Zarautz lo he hecho muchas veces. En esta ocasión me lo saltaré en tren.

 

 

Saliendo de Zarautz.

 

 

Getaria, por el «paseo del colesterol»

 

Saliendo de Getaria, primeras cuestas.

 

Antiguos caminos, estos me encantan.

 

 

Asoma Zumaia.

 

 

 

 

 

Y va quedando atrás.

 

Vamos para arriba!

 

 

Y Deba. Pretendía dormir aquí, pero me dicen que el albergue está lleno. O ir al frontón a dormir o seguir 4 km. Prefiero seguir.

 

Albergue de Izarbide, después de la ermita del Calvario. Creo que es término municipal de Motriku. En total he hecho unos 26 kilómetros. Para haber caminado sólo por la tarde ya está bien. El albergue está muy bien. Realmente cómodo y la gente que lo lleva muy maja. Muy recomendable.

 

Dia 2. Aquí comienza la montaña. Empiezan las cuestas. El día amanece con un xirimiri muy agradable.

 

 

Ya por Bizkaia.

 

En un punto, el camino comparte tramo con el GR38. El GR38 va de Bermeo a la Rioja alavesa. Le tengo echado el ojo y un año de estos caerá.

 

 

 

La etapa del día 2 acaba aquí, en este albergue de Mendata – Zarra, 7 kilometros antes de llegar a Gernika. Un albergue estupendo, con dos tipos majísimos. Por lo que me contaron no salen aún en ninguna guía del camino. Por eso poca gente para ahí. Pero es muy recomendable. Comida casera y en abundancia, y todo a un precio módico. Merece la pena parar ahí.

Dia 3. Llegando a Gernika.

 

De vez en cuando, en el camino se encuentran pintadas curiosas.

Bocata de mediodía. La etapa, marca hasta Lezama pero creo que me animo a seguir hasta Bilbao. En total haré sobre 42 km hoy.

 

Y, finalmente, Bilbo. Prueba superada.

 

Y además en fiestas.

No me quedo mucho tiempo. Decido volver a casa en euskotren. Aunque tarda casi 3 horas en volver a Donostia, tengo ganas de ver ese trayecto en el tren.

Conclusiones: Paisaje increible. Terreno rompe-piernas, mucha cuesta para arriba y para abajo. Me ha encantado la zona de Markina y Urdaibai, unos caserios maravillosos. He tenido mucha suerte con los albergues y con los pocos peregrinos que he encontrado. Gente muy maja. Un tramo que repetiré, merece la pena.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.