Resoba a Dobres 2019. Ruta con mucho sentido.

Resoba a Dobres 2019

Mi cuñados Marta y Simón, nos invitan un año más a realizar la ruta desde Resoba a Dobres.

Video de la ruta

Resoba es un pequeño pueblo de la provincia de Palencia. Y al decir pequeño es pequeño. En invierno no tiene más de 10 habitantes. En verano somos muchos los que nos acercamos a disfrutar de este enclave único de la Montaña Palentina. Está próximo a Cervera de Pisuerga.

Pues bien, la tradición cuenta que los habitantes de Resoba realizaban a pie, por la montaña, el camino hasta Dobres, que es un precioso pueblo que está en el lado cántabro de la montaña. Un viaje de 30 km que hacían con bestias y mercaderías que intercambiaban. Esta singular ruta comercial ha querido ser recuperada por los habitantes de la zona, en homenaje a sus abnegados antepasados.

Nosotros, hoy lo disfrutamos como una ruta con increibles paisajes. La vista de los Picos de Europa al asomarnos al collado de Aruz nos deja boquiabiertos. Boca, que llenaremos con disfrute con el sabroso cocido montañés.

El equipo humano que nos hemos juntado, lo mejor. Gracias!

Ruta histórica por el Parque Natural de Fuentes Carrionas

Con objeto de recordar y homenajear a los antepasados del pueblo de Resoba, cada año se realiza una ruta por los mismos senderos que  utilizaban para acudir a las ferias en las que se intercambiaban productos. Una ruta dura,  pero que transita por bellos parajes del Parque Natural de Fuentes Carrionas.

Mucho tiempo antes fueron los romanos quienes utilizaron esos valles para avanzar en sus luchas de las Guerras Cántabras. Todavía quedan vestigios de calzadas y puentes.

El paso desde la zona palentina a los valles cántabros, se realiza por un precioso collado a 2000 m. de altura, desdeel que se tiene una privilegiada vista de los picos de europa.

Una jornada de disfrute en compañía de buena gente, que seguro repetiremos.

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=Caiocbla8i4[/embedyt]

Para perderse, el Camino Olvidado

Sinceramente, al Camino Francés ya no se puede ir. La última vez, me sorprendió que te repartieran publicidad de un Albergue, o de un restaurante, a la entrada de un pueblo. Como si estuvieras en Benidorm. Uf, no puede ser. Hay que buscar alternativas.

El año pasado comencé el Camino Olvidado. Nada que ver, por no ver, ni un solo peregrino aparte de mi. Pero el paisaje una gozada. La señalización también es bastante deficiente y hay poco alojamientos.

Pero, sarna con gusto…

Este año disfruto de la zona de la Montaña Palentina. Zona a descubrir.