Quien conociera a María amaría a María

La primera vez que fui consciente que María dominaba el tema de las coreografías fue cuando Ikerne intentó explicarme cómo hacer unos pasos que no había dado tiempo a ensayar. Yo no era capaz de entender lo que Ikerne, con terrible paciencia, me decía. Vuelta, palmada, cruzaito

La cara que debí poner debió ser la chispa que hizo que María me apartara físicamente de la conversación y, con ese empujón, asumiera la responsabilidad de las coreografías para el resto de OHD.

No he parado de agradecérselo aún.

Un trabajo de locos, pues hacer bailar un grupo como el nuestro…

Este video es un pequeño homenaje a su trabajo.

El “meikinof” semanal

Gracias a todos por vuestros comentarios. Es normal que cada cual tenga sus propias preferencias por un grupo u otro, y que las exprese. También es verdad que cuando uno es cercano a alguna de las partes tiene una visión un poco mediatizada y parcial del asunto. Eso es bonito. En cualquier caso lo que queda claro es que el tema interesa y la gente está disfrutando con el espectáculo. Pues objetivo cumplido.

Con el único objetivo de relajar un poco el ambiente os pongo el video de nuestro trabajo semanal. Desde que estamos en OHD utilizamos muchísimo el video. Para ver despacio los errores, para que cada uno se trabaje las coreografías, por si alguien no puede venir a un ensayo. Gracias a eso, cada semana tenemos bastante material  como para hacer estos breves previos, que sólo intentan dejar una imagen graciosa a quien los quiera ver, y un recuerdo para los que participamos.

Los coros en una fría sacristía

Hay algo en el tema de los coros que no funciona.

Tengo la impresión de que nos empeñamos en mantener modelos de actividad que ya no tienen sentido.

 

Concierto típico:

Iglesia, sábado por la tarde. Normalmente tras la misa del pueblo. Coro que ofrece un programa de primera parte polifonía: motetes, corales, algo del renacimiento etc y una seguna parte de folklore (vasco y universal, se suele decir). Público: En número, menos que los intérpretes. En condición, la mayoría familiares de los intérpretes (es la tercera vez que oyen el mismo programa).

Esta es la radiografía de la inmensa mayoría de los conciertos que se ofrecen, al menos en lo que conozco en la zona del País Vasco. Creo que estamos saturados de escuchar el mismo tipo de concierto, con coros muy parecidos, interpretando generalmente las mismas obras, los mismos autores (¿Alguién ha escuchado algún concierto en el que no se cante algo de Busto?) y en muchas ocasiones compartiendo cantantes (hay ya todo un catálogo de cantantes multiempleados).

Y cada vez menos público en los conciertos.

Continue reading “Los coros en una fría sacristía”