Con Alaia en Valladolid

image

Nunca había trabado con invidentes, y seguramente, lo mejor que puedo decir de la experiencia es que no noto diferencias sustantivas con respecto de otros grupos.  Un coro con invidentes es como cualquier otro coro.

En el caso de la coral Alaia,  que estoy dirigiendo circunstancial y temporalmente, además de ser un coro tan normal como lo puede ser cualquier otro, se junta una calidad humana enorme y unas tremendas ganas de trabajar y aprender. Por ello, dirigir este coro es facilísimo y muy gratificante.

 

Si además te llevan de fin de semana a Valladolid y diriges en el magnífico auditorio… Finde perfecto.

 

Difunde:
  •  
  •  
  •  
  •  

Leave a Reply

Your email address will not be published.